Publicado: 18 de Agosto de 2017


¿Cuál es la mejor manera de efectuar la limpieza de la carrocería de un coche? Pues sin duda, el vapor. En Talleres LGA estamos convencidos de que usar el vapor como base para realizar este tipo de limpiezas es muy el mejor método que existe actualmente. Además, es respetuoso con el medio ambiente.

Beneficios del vapor

Gracias al vapor, se ahorra una gran cantidad de agua, que es la que se utiliza en un lavado al uso. Por poner un ejemplo, en un turismo de tamaño medio gastamos solamente litro y medio de agua. Además como es un tipo de limpieza muy eficiente se reduce la utilización de productos químicos, por lo que es mucho menos perjudicial para la naturaleza.

La utilización del vapor no solamente permite ahorrar decenas de litros de agua, también consigue una limpieza mucho más profunda, ya que penetra el vapor es capaz de penetrar en los microscópicos poros de cualquier carrocería, por lo que limpia mucho más a fondo que un lavado convencional.

A altas temperaturas, el vapor puede disolver las grasas, los aceites y otros tipos de residuos que se van acumulando en las superficies de nuestras carrocerías. Asimismo, el vapor, además de un potente agente limpiador, también es desinfectante.

Gracias a esta limpieza, no solamente se elimina el polvo y la suciedad superficial que se acumulan en cualquier vehículo, por poco expuesto a la intemperie que esté, sino también manchas mucho más difíciles de suprimir, como las de aceite o grasa. Además, el vapor de agua no deja residuos de cal, como ocurre con otros tratamientos.

Este tipo de limpieza, que se hace siempre a mano, se completa con un completo encerado, que también se realiza manualmente, lo que hace que podamos llegar hasta el último rincón de su carrocería, que volverá a lucir como nueva por mucho más tiempo.

Todos los servicios de limpieza